5 oct. 2014

Diablo 3, peripecias...

Hace un tiempo, el 15 de mayo de 2012, salió el esperado Diablo III. Por 60 euros lo jugabas. Tenía incluso la opción de pagar por Paypal y un cliente de descarga de mucha calidad. Pensé: "Ya bajará de precio o algo...".

No estoy jugando aún, y me entero de las noticias: quejas del sistema de la casa de subastas (dinero real implicado), drops de muy mala calidad... Arreglaron los problemas con algunos parches.

Compré Diablo 3 porque sin querer vi la publicidad de la oferta: en breve salía Reaper of Souls, la expansión con el Acto V, el Cruzado, así que te ponían "el juego base" a mitad de precio, sin todo eso, por 20 euros. Con la expansión serían 60 euros - o si te habías comprado el juego anteriormente, contando con la expansión, 100 euros. Acababan de arreglar los bugs más gordos y de quitar la casa de subastas.

Me compré el juego, no la expansión. Así que mientras los jugadores estaban explorando con su cruzado el Acto V y los nuevos modos de juego, terminé el juego (Acto IV) con mi clase favorita, el Médico Brujo. Gané unos niveles de leyenda, probé el Mago y el Bárbaro.

Hace no mucho sacaron otro parche, el famoso Loot 2.0, y además una actualización que yo sí podía jugar: los Personajes de Temporada. Empiezo con otro Bárbaro un personaje de temporada. A los pocos días leo otra oferta en el lanzador de Battle.net: sólo durante primera semana de octubre, la expansión a mitad de precio, 20 euros. La compré sin dudarlo. El pequeño goblin usurero de mi interior se regocijó: "¡Yo tenía razón...!".

Por lo que yo tenía el juego completo por 40 euros, la mitad que otros, pero más tarde... ¿Merece la pena pagar más por jugar antes? Para mí, realmente no. No me malinterpreten, es que incluso si tuviera bastante dinero como para poder permitirme estos lujos a menudo, no lo haría. Esperaría un año o más para pagar la mitad. También habrán arreglado en ese tiempo algunos bugs. La gente no va a dejar de jugar al gran y esperado Diablo 3. Incluso habrá una nueva oleada de jugadores con la oferta. ¿Y estará la compañía bajo mínimos, con esos potentes servidores en funcionamiento, y sin jugadores, teniendo que bajar tanto los precios? Ni hablar. De hecho, creo que esta semana muchos más me habrán imitado, y la cuenta corriente de la empresa ha tenido que registrar un buen pico.

Una discusión recurrente: cuánto y cómo pagar por un videojuego. Los compradores coincidimos: por algo bien hecho, con buen soporte, con una comunidad cuidada y creciente... se paga a gusto. Y con el valor añadido de que si lo estás pagando, estás "respaldado" - derecho a soporte, enlace de descarga de la aplicación siempre disponible, derecho a las últimas actualizaciones, etc. Además, todos conocemos las artimañas publicitarias como cupones u ofertas con tiempo limitado... que benefician tanto al comprador como al vendedor.

Esto es luchar contra la piratería, lo demás... coleccionismo de sellos.